AVISO INTENDENCIALO DE CLAUDIA color
 

Este jueves 23 comenzará la construcción del Ferrocarril Central, inversión que demandará 1.000 millones de dólares

Más de 270 kilómetros de vías férreas, además de una doble vía de 26 kilómetros entre la capital y la localidad de Progreso, vías secundarias y más de 40 puentes ferroviarios serán construidos a partir de esta jornada, tras la ceremonia de instalación de la piedra fundamental del Ferrocarril Central, en Paso de los Toros, acto que será presenciado por el presidente Tabaré Vázquez y autoridades nacionales y departamentales.



El proyecto del Ferrocarril Central implica una inversión estimada en 1.000 millones de dólares que se ejecutarán a través de la modalidad de participación público-privada. La vía férrea abarca una longitud de 273 kilómetros e incluye un tramo de vía doble de 26 kilómetros entre Montevideo y Progreso. También comprende una docena de vías secundarias para cruces de trenes, un tramo de vía para acceso industrial y más de 40 puentes ferroviarios, que se reforzarán o construirán.

Los plazos estimados para esta obra finalizarían en dos años y diez meses. Se construirá en cuatro tramos equidistantes que iniciarán las labores de forma simultánea. Serán instalados tres obradores principales (Montevideo, Florida y Durazno) y dos secundarios (Progreso y Paso de los Toros).

El financiamiento, diseño, construcción, rehabilitación y mantenimiento por 18 años estará a cargo de la empresa Grupo Vía Central, un consorcio formado por las empresas NGE de Francia, Sacyr de España y las firmas uruguayas Berkes y SACEEM. La iniciativa cuenta con el respaldo financiero de Banco Interamericano de Desarrollo Invest desde el viernes 17.

En la ciudad de Florida se ubicará el obrador principal, en un predio de 29 hectáreas. Allí se acopiarán los rieles y se instalarán la fábrica de durmientes, el área de mantenimiento de maquinaria y equipos, el acopio de balasto, los laboratorios, las oficinas y las zonas de uso más relevantes (comedores, vestuarios, sanitarios, etcétera). El acopio de los rieles desmontados se realizará en sitios cercanos a Paso de los Toros, Durazno, Sarandí Grande, Florida y Progreso.

Por la vía circularán diariamente siete frecuencias de ida y vuelta, con una carga de dos millones de toneladas, para elevar la circulación a los 15 trenes de carga en cada dirección. Los trenes medirán una longitud máxima de 800 metros. La capacidad de carga de los rodados se elevará de las actuales 18 toneladas por eje a 22,5 toneladas por eje.

Además, 9 trenes de pasajeros en cada dirección enlazarán todas las jornadas a Montevideo con la localidad de 25 de Agosto (Florida), con sus correspondientes paradas. Los trenes circularán a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora entre Montevideo y Las Piedras, y de 80 kilómetros por hora entre Las Piedras y Paso de los Toros.

El trazado definido incluye el bypass de varios centros poblados y la rectificación de curvas. En la interacción con las tramas urbanas de diferentes ciudades se construirán pasajes a desnivel (ferrocarril soterrado en trinchera) y en los cruces a nivel se colocarán sistemas de barreras con señalización luminosa y efectos sonoros.

El Estado realizará el monitoreo ambiental de la obra, para lo cual exigirá un plan de gestión ambiental por cada tramo, que incluya ítems como la contaminación sonora, la calidad del aire y la afectación del tránsito (en especial en la localidad de Sarandí Grande, Florida). También se creará una comisión de coordinación para el seguimiento de la obra; hasta el momento se realizaron ocho diálogos locales y dos audiencias públicas.

 

BANNER NOTICIAS JUNIO

 

 

Arquitectofm 100